TRINE ELLITSGAARD
(Denmark, b. 1954)

El ser parte de un lugar y al mismo tiempo estar separado de el, es quizás el ver su belleza y sus ironías con mayor claridad. Trine Ellitsgaard creció en Dinamarca y fue ahí donde se formó como tejedora, sin embargo desde los últimos veinte años reside en Oaxaca, México. Al salir de la serenidad de su estudio, uno se ve confrontado con dinámica vida del día a día en Latinoamérica - los olores entremezclados de flores y humo, los cantos de los pájaros y el ruido de la construcción, el color saturado del cielo, edificios coloniales y el grafiti - tejida en una rica y anárquica textura que amenaza a cada momento la sobre estimulación de los sentidos. No queda otra opción más que dejarse envolver por el caos, o luchar contra él, o ambos.

Más que una nota de pie de página es importante recalcar que Trine aun teje en su telar traído de Copenhague la primera vez que llegó a México. Al ver sus textiles, lo que más llama la atención no es la visible influencia de la artesanías oaxaqueñas sino su aparente ausencia. Los diseños geométricos bien ordenados, los colores sutiles y el delicado equilibrio de las formas y texturas dan la impresión de expresar una sensibilidad escandinava que está en directo contraste con una vida hecha en México y los textiles tradicionales mexicanos.


Red, 2009
palm leaves and horse hair, 55 x 38 inches